Llámanos: +34666168075 +34917374466
Email: infodoctorcolombo@gmail.com

Risenoplastia

Contáctanos: +34666168075 Lunes - Miércoles - Viernes: 10:00am a 9:00pm

Risenoplastia - Cirugía de tabique nasal

La rinoseptoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y corrige los problemas estéticos producto de la desviación nasal y aquellos problemas funcionales producto de la desviación del septum o tabique nasal.

 

La rinoseptoplastia además puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso (giba o caballete), estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. 

También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios en cuyo caso se denomina Cirugía Funcional Endonasal. 

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una risenoplastia?

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de nariz y tabique son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en la apariencia de su nariz. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. La rinoseptoplastia mejorará su respiracón a través de la nariz así como también su apariencia, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una rinoseptoplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano.

Donde se realiza la operación

La rinoseptoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Generalmente se realiza de forma ambulatoria, aunque en algunos casos, si su cirujano lo considera conveniente podrá permanecer en la clínica la noche tras la cirugía, dándose el alta al día siguiente. 

Tipo de Anestesia que se emplea

La rinoseptoplastia puede realizarse bajo anestesia local más sedación, o lo que es más frecuente con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía. Si se realiza con anestesia local más sedación, el/la paciente se siente relajado/a y tanto la nariz como sus alrededores están insensibles al dolor, mientras que si se realiza con anestesia general el paciente está completamente dormido durante la operación. 

¿Como es la preparación para la cirugía?

Preguntas y respuestas más frecuentes

Deberá acudir a una consulta durante la cual el cirujano evaluará el funcionamiento nasal: el tamaño y ubicación de sus cornetes, la posición y forma del tabique o septum, así como también la parte estética nasal: sus proporciones faciales, la forma y dimensiones de su nariz y las demás estructuras  que contribuyen a la respiración, así como su estado general de salud.

Su cirujano le explicará las distintas técnicas quirúrgicas, discutirá las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y el presupuesto de la intervención. 

No olvide contar si es fumador/a o si toma alguna medicación o vitamina. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.

Se realizará un estudio preoperatorio como paso previo a cualquier intervención quirúrgica, para descartar patologías que desaconsejen la cirugía.

En algunos casos se solicitará una Tomografía de Senos Paranasales.

Se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos, vitaminas y suplementos de hierro.

Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle un par de días. 

Procedimiento

Procedimiento

Durante la cirugía, frecuentemente se inicia con la parte funcional, se tratan los cornetes nasales si es necesario y se trata la desviación septal. A continuación la piel de la nariz se separa de su soporte, compuesto por hueso y cartílago, los cuales son esculpidos con la forma deseada. Finalmente, la piel es redistribuida sobre este nuevo soporte. En algunos casos se puede realizar este procedimiento desde dentro de la nariz, haciendo unas pequeñas incisiones en el interior de los orificios nasales; aunque en los casos mas complejos se debe hacer una rinoplastia abierta, en la que se realiza una pequeña incisión en la columela. Dependiendo de las preferencias de su cirujano y de las necesidades de cada caso en particular, el orden de estos procedimientos puede alterarse con la finalidad de obtener un mejor resultado funcional y estético. 

Para ayudar a dar forma o soporte a la pirámide nasal es frecuente que se utilicen injertos de diferentes tejidos del propio paciente (cartílago o hueso). La zona donde mas frecuentemente se obtienen estos injertos es el Septum o tabique nasal, pero también pueden obtenerse de las orejas (concha auricular) así como también del cartílago de las costillas en su unión con el esternón.

Cuando se completa la cirugía, se coloca una escayola de yeso o una férula, la cual ayudará a mantener la nueva forma de la nariz, y se mantiene durante una semana a 10 días. A nivel del tabique nasal se colocan unas láminas de silicon con unos tubos cuya función es mantener el tabique centrado y estabilizado, y simultáneamente presionarlo para evitar sangramientos y permitir que el paciente respire por la nariz desde el postoperatorio inmediato. Con este sistema novedoso es excepcional que tengamos que colocar tapones nasales.  Estas férulas suelen retirarse a los 5-7 días. 

Esta cánula es un pequeño tubo hueco con agujeros en la punta, que se introduce a través de pequeñas incisiones de 2 a 5 mm llamadas puertos. Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda elástica según el área tratada.

 Es normal que aparezcan cardenales (morados) e inflamación de los tejidos en la zona aspirada. No se pueden evaluar los resultados de una liposucción antes de que haya transcurrido un mínimo de tres meses. 

Cuanto dura el procedimiento?

Una rinoseptoplastia suele durar entre 2 y 3 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo.

Recuperación

Post
Operatotio

Generalmente el paciente es dado de alta el mismo día de la operación. El post-operatorio por lo general no es muy doloroso. Durante las primeras 24 horas, puede sentir la cara hinchada, molestias en la nariz y dolor de cabeza. Estos síntomas normalmente ceden con la medicación que le indicaremos.

Durante los primeros días deberá ingerir alimentos blandos o líquidos.  No deberá sonarse la nariz con fuerza durante dos semanas hasta que los tejidos cicatricen, y si le dan ganas de estornudar hágalo con la boca abierta, no retenga el aire.

Debe permanecer tumbado/a con la cabeza elevada durante el primer día. Notará que la hinchazón y los hematomas (cardenales) alrededor de los ojos aumentan hasta alcanzar un máximo a los 2 o 3 días. 

 

Aplicándose compresas frías disminuirá la hinchazón y se encontrará mejor.

Es normal que durante los primeros días se produzca un ligero sangrado por la nariz. Si tiene tapones, éstos serán retirados en 2 días, tras lo cual se encontrará mucho mejor.  

Después de una semana a diez días , se le retirará el Yeso o escayola y los puntos de piel.

Cuando puedes volver a la Normalidad

En el momento que le retiren el Yeso o la Férula los edemas y hematomas (cardenales) habrán desaparecido y la nariz se encontrará en condiciones para poder realizar sus actividades normales quedando restringidos solo los ejercicios físicos, la exposición al calor intenso y al sol. De esta manera la mayoría de los pacientes podrán reincorporarse a su vida normal en unos 8-10 días.  En ese momento se le colocarán unos esparadrapos (adhesivos) color piel que normalmente se dejan entre dos y tres semanas.

Su cirujano le irá viendo durante los meses siguientes a la cirugía para ver la evolución. Si tuviese alguna molestia o alguna duda sobre lo que debe o no hacer, no dude en llamarle. 

Recomendaciones

Evite:

  • Evite actividades extenuantes (footing, natación, hacer flexiones, etc) durante 2 a 3 semanas.
  • Evite golpes en la nariz.
  • No se exponga al sol durante 6 semanas
  • Lávese la cara y aplíquese maquillaje con cuidado.
  • Puede volver a colocarse lentillas (lentes de contacto) tan pronto como quiera, pero si lleva gafas (anteojos) debe tomar ciertas precauciones.
Riesgos
¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

Cuando la rinoseptoplastia es realizada por un cirujano cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia.

 

No obstante, siempre existen posibilidades de complicaciones, como infección, sangrado por la nariz o reacciones a la anestesia.

 

Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones de su cirujano, tanto antes como después de la cirugía.

 

Normalmente no hay problemas relacionados con las cicatrices, ya que las incisiones están en el interior de la nariz; incluso en la rinoplastia abierta la cicatriz es imperceptible.

 

Aproximadamente, en 1 de cada 10 casos es preciso realizar una revisión quirúrgica para corregir defectos menores. Esos casos son impredecibles y ocurren incluso a los pacientes de los cirujanos con más experiencia. 

Resultados

Resultados Satisfactorios

El resultado de esta operación es generalmente muy gratificante. El paciente olvida rápidamente su imagen anterior y experimenta cambios a veces sorprendentes, aunque durante los primeros días después de la cirugía, cuando la cara está hinchada y con hematomas, es fácil olvidarse de que nuestro aspecto va a mejorar y muchos pacientes pueden sentirse algo deprimidos; es un sentimiento normal. Día a día el aspecto mejora y el paciente comienza a sentirse más contento.

No se puede emitir un juicio sobre el resultado de una rinoseptoplastia hasta que no hayan transcurrido varios meses, incluso un año. Este es el tiempo que precisan los tejidos para estabilizarse y las cicatrices para realizar su proceso de maduración. La intención de la rinoseptoplastia es que la “nueva” nariz no llame la atención, y se integre plenamente en el contexto general de la cara produciendo un conjunto armónico y agradable, es decir, que no se detecte que ha sido intervenida.

¿Como puede aclarar sus dudas?

Si usted está considerando la posibilidad de someterse a una rinoseptoplastia, aquí obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano.  La mejor manera de aclarar sus dudas es consultando a su cirujano quien luego de una minuciosa evaluación podrá individualizar las respuestas para su caso particular. 

Puedes encontrarme

Horas Laborables

Lunes - Miércoles - Viernes: 10:00-20:00 Hrs
(Previa cita)

Estamos aquí

Clínica Salus Madrid
Calle Diego de León 11, piso 1-D. Madrid 28006 España
Telefono: +34 917374466 +34626063732
Asistente: +34666168075
Metro: Líneas 5 y 9 . Estación: Nuñez de Balboa