Llámanos: +34666168075 +34917374466
Email: infodoctorcolombo@gmail.com

Reducción de Areolas

Contáctanos: +34666168075 Lunes - Miércoles - Viernes: 10:00am a 9:00pm

Reducción de Areolas - Pezón

La reducción de areolas es un procedimiento quirúrgico destinado como lo dice su nombre a disminuir el diámetro de las areolas en aquellas pacientes que, ya sea por circunstancias genéticas, producto de sobrepeso o por haber amamantado, presentan unas areolas desproporcionadamente grandes con respecto al tamaño de sus mamas.  También es útil la reducción de areolas cuando la paciente presenta una asimetría de areolas con la cual la paciente no se encuentra a gusto.

¿Quién es la candidata ideal para someterse a una reducción de areolas?

Las candidatas ideales para someterse a una cirugía de reducción de areolas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Muchas mujeres desean realizarse una reducción de areolas tras un embarazo o una lactancia que ha dilatado las areolas. En estos casos la reducción de areolas se acompaña frecuentemente  de una mastopexia.  Aunque no existe riesgo de que la reducción de areolas altere el desarrollo de futuros embarazos, así como tampoco impida la posibilidad de amamantar, sí debe saber que las areolas pueden volver a dilatarse tras un nuevo embarazo.

Donde se realiza la operación

La reducción de areolas se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Se trata de un procedimiento de cirugía menor que no amerita el ingreso, dándose el alta al mismo día. 

Tipo de Anestesia que se emplea

El tipo de anestesia más empleado para realizar una reducción de areolas es la anestesia local, aunque en algunos casos por solicitud de la paciente o por criterio médico puede hacerse bajo una sedación o incluso una anestesia general. 

¿Como es la preparación para la cirugía?

Preguntas y respuestas más frecuentes

Durante la primera consulta, su cirujano evaluará el tamaño y la forma de las areolas,  la firmeza de la piel, su constitución física y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un ultrasonido o mamografía.

Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted.

Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que su cirujano le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, si la cirugía será ambulatoria o con hospitalización y le dará el presupuesto de la intervención.


No olvide contar si es fumadora, si toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada y amamantar. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.

Se realizará un estudio preoperatorio como paso previo a cualquier intervención quirúrgica, para descartar patologías que desaconsejen la cirugía. 

Se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, toma o supresión de medicamentos, vitaminas y suplementos de hierro.

Se recomienda suspender el hábito de fumar antes de la intervención. 

 

Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, pueda ayudarle un par de días. 

Cuanto dura el procedimiento?

La reducción de areolas dura entre 1 y 1,5 horas. Después de la cirugía se coloca un vendaje y un sujetador.

recuperación

Post
Operatotio

Tras la cirugía de reducción de areolas podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por su cirujano, aunque las mamas pueden doler un par de semanas. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días. 

 

En el postoperatorio es frecuente tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal. Posteriormente pueden presentarse sensaciones como hipersensibilidad, ardor, pinchazos o agujetas, y escozor.  

Cuando puedes volver a la Normalidad

Tras la reducción de areolas podrá volver al trabajo en pocos días, dependiendo de la actividad que realice.

Evite levantar objetos por encima de la cabeza durante las primeras 2 a 3 semanas.

Siga las instrucciones de su cirujano acerca de qué ejercicios puede realizar.

Sus mamas estarán más sensibles de lo normal, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas.

Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente a partir de las 6 semanas. Los controles mamográficos y por ultrasonido pueden seguir realizándose.

Riesgos
¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

La reducción de areolas es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano con adecuada formación y experiencia. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados.La reducción de areolas deja una cicatriz alrededor de la areola. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores.

 

Algunas pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón. Aunque es muy infrecuente, puede suceder una necrosis de la areola y el pezón. 

Otra complicación, propia de cualquier cirugía es el hematoma, el cual normalmente cede sin necesidad de ningún tratamiento adicional. Un muy pequeño porcentaje de mujeres puede tener una infección, en las primeras semanas después de la cirugía.

La reducción mamaria deja cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores.

Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones total, de la sensibilidad del pezón.Tras una reducción puede verse afectada la capacidad de amamantar. Aunque es muy infrecuente en pacientes con mamas muy caídas puede suceder una necrosis de la areola y el pezón. 

Otra complicación, propia de cualquier cirugía es el hematoma que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada.Un pequeño porcentaje de mujeres puede tener una infección, normalmente en las primeras semanas después de la cirugía. 

resultados

Resultados Satisfactorios

Es importante recordar que tras una reducción de areola se producen unas  cicatrices que se ocultan muy bien en el límite de la nueva areola justo donde está el cambio de coloración con la piel circundante. Con el tiempo, las cicatrices irán notándose menos.

Los efectos de la reducción de areolas, aunque duraderos, no son permanentes, y pudieran distenderse nuevamente dependiendo de factores como nuevos embarazos, variaciones de peso y edad. 

Si sus expectativas son realistas usted estará muy satisfecha con el resultado de la reducción de areolas. 

¿Como puede aclarar sus dudas?

Si usted esta considerando la posibilidad de someterse a una reducción de areolas, aquí obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano.  La mejor manera de aclarar sus dudas es consultando a su cirujano quien luego de una minuciosa evaluación podrá individualizar las respuestas para su caso particular. 

Puedes encontrarme

Horas Laborables

Lunes - Miércoles - Viernes: 10:00-20:00 Hrs
(Previa cita)

Estamos aquí

Clínica Salus Madrid
Calle Diego de León 11, piso 1-D. Madrid 28006 España
Telefono: +34 917374466 +34626063732
Asistente: +34666168075
Metro: Líneas 5 y 9 . Estación: Nuñez de Balboa