< Volver a Dr. Claudio Colombo

Dr. Claudio Colombo, Cirujano Plástico l CELULAS MADRE, REJUVENECIMIENTO, RECONSTRUCCIÓN l


Células madre, un arma contra el envejecimiento


El aumento de pecho, el tratamiento de las arrugas y el rejuvenecimiento facial pueden lograrse ahora con unos índices de éxito altamente mejorados. Desde hace algún tiempo se sabe que en la grasa existen unas células madre que pueden ser obtenidas mediante una liposucción. Actualmente estas células pueden ser aisladas y utilizadas como relleno donde se necesiten. En pocas palabras, contamos con un método que nos permite tomar la mejor parte de nuestra grasa -las células madre vivas- y utilizarlas óptimamente".



LAS CELULAS MADRE


Los tejidos del cuerpo se originan a partir de unas células llamadas células madre, que tienen la capacidad de diferenciarse en  diferentes tipos de tejido: Músculo, Grasa, Arterias, Nervios, etc.  Cuando las células del organismo mueren o son dañadas, los cientos de miles de células madre en el organismo se transforman en un nuevo tejido.  Lesiones  tan simples como quemarse la lengua con un líquido caliente, o tan severos como el daño causado a la médula ósea por una quimioterapia,  requieren  la actividad de las células madre para reparar el daño celular. 
A los seres humanos siempre nos ha sorprendido la capacidad que tienen  algunos animales como la lagartija o la estrella de mar, de regenerar en su totalidad un miembro perdido. Esto es debido a que las especies inferiores tienen una capacidad  regenerativa mucho mayor  que la de los mamíferos. A esto se suma que en el ser humano la cantidad de células madre disminuye con la edad; a la edad de 50 años la mayoría de los adultos tienen  menos del 2% de las células madre que tenían al nacer. Esto pudiera explicar que en las personas mayores, exista una  mayor dificultad para cicatrizar.
 
Existen dos  tipos de células madre: Las pluripotenciales o células madre embrionarias, que son aquellas que pueden convertirse en cualquier tipo celular  diferenciado del organismo. Por otro lado están  las  que  se encuentran en los tejidos  de los seres vivos luego de su nacimiento, llamadas células madre adultas o multipotenciales. Los científicos siempre han pensado que estas últimas tenían una capacidad de diferenciación disminuida con respecto a las primeras. Estos criterios han cambiado  a partir del  año 2002,  cuando se descubrió  que las células madre medulares (adultas) podían diferenciarse  en prácticamente todos los tipos celulares. Iguales resultados se han obtenido a partir de las células madre derivadas del cordón umbilical. Se ha vuelto cada vez más frecuente la práctica de preservar estas células en laboratorios especializados, donde permanecen en un estado de suspensión por congelamiento  a bajísimas temperaturas. Esto  detiene su  envejecimiento   hasta el momento en que sea necesario su uso. Por otra parte, las células madre obtenidas de embriones, las cuales se suponía que tenían una mayor capacidad de reproducción  y diferenciación, son cada vez menos utilizadas por los  problemas éticos que esto implica, y porque hoy día realmente no aportan ninguna ventaja  sobre las células madre adultas.

LAS CELULAS MADRE OBTENIDAS POR LIPOSUCCIÒN Y LA CIRUGÍA PLÁSTICA

Actualmente existen técnicas que nos permiten utilizar células madre adultas, extraídas mediante una liposucción, para el relleno de defectos congénitos,  traumáticos,  o producto del envejecimiento,  en los tejidos sub- cutáneo (grasa) y muscular de varias partes del cuerpo  tales como la cara, las manos, las mamas, etc. Estas técnicas tienen excelentes aplicaciones en el rejuvenecimiento facial,  sobre todo en pacientes que presentan una pérdida o reabsorción de los tejidos esqueléticos (como el reborde orbitario y  el malar), así como en  los tejidos blandos de la cara (músculo y grasa), originados por cambios bruscos de peso, enfermedades, o simplemente  por envejecimiento facial.

Estas células son extraídas mediante una liposucción convencional, y luego la  grasa es procesada junto a un factor de crecimiento proveniente del plasma sanguíneo. En  algunos centros, el proceso de separación y cultivo de las células madre es realizado en un laboratorio y tarda de 2 a 4 días. Otros centros han adquirido costosas máquinas,  que  han  sido desarrolladas recientemente por algunas empresas de bio-tecnología y que permiten separar las células mesenquimales, purificarlas y limpiarlas. Este proceso se tarda solo 1 a 2 horas, permitiendo así  la utilización de las mismas en el mismo acto quirúrgico. Posteriormente, aquellas células que no hayan sido utilizadas pueden ser congeladas en un banco de células, de manera que estén a la disposición del  paciente en cualquier momento en que las  necesite para regenerar algún tejido. 

El tejido resultante se transforma en un efectivo implante para los tratamientos estéticos que los cirujanos aplican en zonas faciales y otras partes del cuerpo. Así por ejemplo se puede mejorar los surcos profundos de la boca, el hundimiento debajo de los pómulos, o las manos muy flacas o huesudas, pues al rellenar estos espacios con células madre, los tejidos se regeneran.


EL APOYO DE LA TECNOLOGÍA

Una de las empresas que producen estos sofisticados equipos,  es la empresa Japonesa Cytori Therapeutics,  la cual desarrolló  el sistema  Celution™. Este equipo  comienza su trabajo liberando las células madre del tejido conectivo;  luego éstas son separadas,  lavadas y concentradas, y recuperadas en una inyectadora.  Todo el proceso se realiza en un medio cerrado y utilizando filtros y  tuberías descartables para minimizar así el riesgo de exposición a los contaminantes.  A continuación, las células son recuperadas en una inyectadora y pueden ser administradas  inmediatamente al paciente.  

OTROS USOS DE LAS CÈLULAS MADRE

Estas células tienen múltiples aplicaciones clínicas además de las estéticas,  y probablemente tengan un mayor impacto en el futuro de la cirugía de vías digestivas, urología,  traumatología,  y neurocirugía entre otras,  del que podemos imaginar. 

CIRUGÍA DE VIAS DIGESTIVAS

Desde Julio de 2005, las células madre vienen siendo  utilizadas en el  Hospital Universitario La Paz de Madrid en pacientes con enfermedad de Crohn  que presentan fístulas complejas recto-vaginales,  obteniéndose  resultados exitosos en el  75 por ciento de los casos,  lo cual es considerado un resultado satisfactorio teniendo en cuenta la gravedad de las fístulas, la fragilidad de los tejidos y las dificultades de cicatrización.

CARDOLOGÍA INVASIVA

En Enero de 2007,  un hombre español de 67 años  con angina de pecho resistente a  tratamientos convencionales, se convirtió en el primer paciente del mundo a quien le  inyectaron células madre de la grasa en el corazón.
La operación consistió en tres partes: primero, la extracción de la grasa del abdomen a través de una liposucción, luego la separación de las células mesenquimales, y por último el implante en el corazón de 28 millones de células. La idea de esta operación, es que las células implantadas se transformen en músculo cardíaco y, sobre todo, en nuevos vasos sanguíneos que mejoren la irrigación  del corazón y por tanto, la calidad y la esperanza de vida del enfermo.
A pesar de que se trata de un paso muy importante, en una declaración a la prensa el jefe de cardiología quiso ser prudente e insistió en que: "la terapia celular cardiovascular es todavía una esperanza, no una realidad. Creemos en su potencial, pero hay que dejar claro que estamos en una fase muy inicial y que todavía queda mucho por andar. No se puede plantear como parte de la rutina médica. Esta operación forma parte de una investigación que está en fase I-II y pasarán al menos entre tres y cinco años hasta que concluya".

OFTALMOLOGÍA

Ahora el Instituto Oftalmológico de Alicante ha demostrado que también podría reparar los ojos dañados por traumatismos, quemaduras o infecciones y convertirse en una alternativa eficaz al trasplante de córnea de cadáver. El equipo del profesor Jorge Alió, en colaboración con el Hospital La Paz, utilizó grasa sobrante de liposucciones para obtener células madre que pudieran reparar la córnea, la principal lente del ojo. Una vez aisladas y purificadas, las células derivadas de tejido adiposo se cultivaron y expandieron en el laboratorio para obtener el concentrado celular necesario. Después se realizó una incisión con láser, similar a la que se realiza en la cirugía de la miopía para llegar al estroma, una de las capas de la córnea, y en ese lecho se colocaron las células madre a la espera de que adquirieran características específicas del entorno y pudieran reparar la córnea. En el experimento, realizado con conejos y grasa sobrante de pacientes de liposucción, no hubo rechazo alguno. Se constató que las células humanas trasplantadas se transformaban en células corneales (queratocitos).

CIRUGÍA PLÁSTICA RECONSTRUCTIVA

Estas células también han sido utilizadas  para mejorar los defectos en mamas con cáncer.  En la Universidad de Kyushu, Japón,  unos investigadores  usaron células madre de la grasa obtenida por una liposucción para resolver defectos en las mamas de 21 mujeres que habían sufrido cáncer y habían sido sometidas a mastectomías parciales,  es decir,  a resecciones  de una pequeña parte de la mama.
Sólo en los Estados Unidos, más de 100 mil mujeres son diagnosticadas con bultos en sus mamas que deben ser removidos. En un tercio de los casos, la mama debe ser retirada por completo. En otros casos se practican cirugías reconstructivas que pueden dejar algún hundimiento.
En esta operación,  los médicos tomaron las células de las 21 mujeres por liposucción. La mitad de las células se reservaron como el material principal. La otra mitad fue procesada para extraer las células madre que contiene. Todo se combinó para formar un injerto que se ubicó en la zona hundida de las mamas. Los médicos estiman que las células madre podrían hacer que la grasa  implantada no se muera y mejorar la supervivencia del tejido transplantado. La estrategia es aún experimental, pero es una promesa para millones de mujeres en el mundo que han pasado por una cirugía y tienen hundimientos en las mamas.

Los médicos  que formaron parte del estudio piensan que esta técnica podría llegar a ser una alternativa al uso de implantes de mama artificiales (prótesis) en casos de mujeres sanas. Sin embargo, algunos médicos -que no han estado involucrados en el estudio- afirman que es necesario que se hagan más investigaciones para confirmar mejor los resultados. La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos se manifestó cautelosa sobre el posible uso cosmético, el cual aún no ha sido demostrado. De igual manera, un representante de  la Asociación Británica de Cirujanos Estéticos y Plásticos calificó la investigación como "positiva para la medicina", pero puso en duda los resultados inmediatos para la cirugía cosmética.
Algunos piensan  que  el elevado costo de este procedimiento, que podría oscilar entre los 3 mil y los 5 mil dólares, sumado a los costos de la cirugía por los métodos convencionales, no justifica  la leve mejoría  que se observa en  la supervivencia de la grasa inyectada.  Si consideramos que en los procedimientos de lipoinyección con las técnicas actuales, el porcentaje de sobrevida de la grasa ronda cerca del 80%, sería mucho más sencillo inyectar un 20% más de la grasa requerida  para compensar dicha pérdida,  y obtener los mismos resultados.
Por otra parte,  todavía existe  reticencia de la gran mayoría de los cirujanos a inyectar grasa en las mamas, por la posibilidad de formar calcificaciones y retracciones que impidan un adecuado  y precoz diagnóstico de un cáncer de mama por mamografía.

EL FUTURO DE LA CIRUGÍA PLÁSTICA

Algunos especialistas piensan que las células madre revolucionarán el campo de la cirugía plástica y reconstructiva en un plazo aproximado de cinco años, y formarán parte de la práctica clínica habitual para regenerar músculos, huesos, piel y grasa. Estas células una vez reimplantadas, son guiadas por las células  de los tejidos dañados circundantes  hacia la zona de la lesión y facilitan la respuesta regenerativa. La utilización de estas células tan preciadas no es ciencia ficción y el futuro está más cerca que nunca.

VENTAJAS DESVENTAJAS
POSIBILIDAD DE REGENERAR TEJIDOS  DAÑADOS POR UNA ENFERMEDAD, POR UN TRAUMATISMO O  RESECADOS POR UNA CIRUGÍA COMO ES EL CASO DEL CANCER. TODAVÍA ESTÁ EN FASE EXPERIMENTAL
POSIBILIDAD DE PRODUCIR UN VERDADERO REJUVENECIMIENTO DE LOS TEJIDOS,  Y NO SÓLO SU REPOSICIONAMIENTO  O ESTIRAMIENTO.
ALTO COSTO (3 MIL a 5 MIL DÓLARES)
USO DE MATERIAL AUTÓLOGO (DEL MISMO PACIENTE) EN LUGAR DE IMPLANTES SINTÉTICOS RIESGO DE CONTAMINACIÓN DURANTE EL PROCESAMIENTO
SE APROVECHA LA GRASA DEL PACIENTE QUE  DE OTRA FORMA SERÍA DESECHADA
RESULTADOS COSMÉTICOS NO COMPROBADOS
PUEDEN ALMACENARSE  EN UN BANCO DE  CÉLULAS  



Dr. Claudio Colombo, Cirujano Plásticol CELULAS MADRE, REJUVENECIMIENTO, RECONSTRUCCIÓN l



< Volver a Dr. Claudio Colombo




Reponsabilidad Legal y Copyright 2008
. Todos los derechos reserva dos www.claudiocolombo.com
Diseño y Programación 2bdesign.org